Periodistas de CubaNet denuncian ciberacoso del régimen

Periodistas de CubaNet denuncian ciberacoso del régimen

A los habituales mecanismos de control ejercidos por la policía política se suma ahora la modalidad de ciberacoso, ejecutada por una amplia red de “ciberclarias” al servicio del gobierno

Camila Acosta y María Matienzo (Foto: CubaNet)

MIAMI, Estados Unidos. – Las periodistas independientes Camila Acosta y María Matienzo continúan bajo la mira del régimen cubano, tal y como han declarado ambas reporteras en sus más recientes denuncias.

A los habituales mecanismos de control ejercidos por la policía política (detenciones, ocupación de medios, prohibición de salida el país…) se suma ahora la modalidad de ciberacoso, ejecutada por una amplia red de “ciberclarias”, calificativo empleado para nominar a los perfiles falsos creados por el régimen de la Isla para “dar batalla” en redes sociales.

Camila Acosta, la reportera más perseguida por las autoridades cubanas en los últimos meses, asegura que ha sido víctima no solo de detenciones arbitrarias y presiones para que abandone el periodismo, sino también de calumnias perpetradas por agentes al servicio de la dictadura.

“Me han texteado por Messenger, criticándome por mi postura política. También un periodista independiente de la Isla de la Juventud me atacó: sacó, en Facebook, una foto mía y de Ángel Santiesteban, mi pareja, en la que yo estaba sentada arriba de él. Esa imagen la había tomado la Seguridad del Estado de un teléfono que me quitó en el mes de marzo. Y entonces este sujeto empieza a hacer comentarios de que yo había venido a La Habana a jinetear, a prostituirme”, declaró la joven a Radio Televisión Martí.

Debido a su posición frontal ante el régimen, Acosta se ha convertido en un blanco fácil de las “ciberclarias”, que han identificado en ella una voz a la que se hace necesario silenciar.

“Me atacan con injurias, sobre todo cuando hago las transmisiones en vivo y en mis posts. Me doy cuenta de son los ‘cibercombatientes’, creados por el Gobierno cubano, por el discurso de siempre de que somos mercenarios, que yo no soy periodista, que soy pagada por el imperialismo”, apuntó la joven, graduada de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Algo similar ocurre con María Matienzo. Si bien la periodista y escritora no ha sufrido la feroz persecución de la que es víctima Acosta, ha sido una de las afectadas por el trabajo de las “ciberclarias”.

“Claro que he sufrido acoso cibernético. Por ejemplo, un día le ‘hackearon’ la cuenta a una colega colombiana y se hicieron pasar por ella. Supuestamente, me pidió que le colaborara en algo porque venía para Cuba y me di cuenta de que no era ella justo cuando empezó a hablarme de asuntos personales que nunca le había compartido”, subrayó la reportera.

Su rol activo dentro del Movimiento San Isidro es conocido por las autoridades, que no escatiman en ofensas y amenazas para desacreditar su labor.

“Recientemente en una directa del artista Luis Manuel Otero Alcántara, alguien, evidentemente de una de esas identidades que arman en la UCI (Universidad de Ciencias Informáticas), empezó a ofenderme, e inmediatamente me llegó un mensaje con una grosería de marca mayor que no puedo repetir por esta vía”, indicó Matienzo a Radio Televisión Martí.

Para la periodista, se han vuelto habituales las “llamadas raras de números raros” previo a convocatorias hechas por la disidencia para reunirse o manifestarse contra el régimen.

Tanto Camila Acosta como María Matienzo fueron nominadas a la campaña Mujeres Héroes del Periodismo (WJH, por sus siglas en inglés), impulsada por la International Women’s Media Foundation (IWMF), una organización radicada en Washington D.C., dedicada a amplificar las voces de las mujeres en el mundo.

Tampoco ha escapado de la represión la reportera Iliana Hernández, del portal digital Cibercuba.

La activista, que ha sido detenida y reprimida en varias ocasiones, es vigilada de cerca por la policía política  desde hace varios años.

“He tenido acoso de perfiles falsos o de blogs de la Seguridad del Estado que difaman en contra mía y de otros opositores. Han divulgado fotos privadas que estaban en el ordenador que se llevaron en el allanamiento de mi casa en enero de este año, intentando desacreditarme”, sostuvo Hernández.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994

[fbcomments]