Anciana cubana: ¿Hay que esperar a que nos mate el derrumbe?

Anciana cubana: ¿Hay que esperar a que nos mate el derrumbe?

Una anciana habanera que ya denunció el peligro de muerte que se cierne sobre ella y su familia, interpela nuevamente a las autoridades para que eviten las consecuencias fatales de otro derrumbe.

Cuba, derrumbes, Vivienda
María Caridad Liborio Lima (Foto de los autores)

LA HABANA, Cuba. – “Parece que hay que esperar a que nos mate el derrumbe porque lo único que hemos recibido como respuesta (de las autoridades) han sido mentiras”, asegura la cubana María Caridad Liborio Lima, quien lleva semanas denunciando el grave peligro que se cierne sobre su vida y la de su familia, debido al riesgo de desplome de un edificio colindante a su vivienda.

El sobresalto de la anciana, residente en calle Aponte, esquina Misión, en La Habana Vieja, comenzó el 19 de febrero de 2020, cuando se desplomó parte del techo del edificio que colinda con su hogar. Hasta ahora, persiste el riesgo de que se venga abajo el resto del edificio y caiga sobre el hogar de Liborio Lima y su familia. Aunque las autoridades han sido informadas, aún no actúan, asegura la anciana habanera.  

“Una compañera que vino a revisar el trabajo de poner los palos para apuntalar la casa (me dijo) que la llamara todos los días, pero todo ha sido bla bla. Me dice que está en reunión y todo es un pero, o no me contesta y apaga el celular”, se quejó.

Liborio Lima también explica que la funcionaria, perteneciente a la Empresa Constructora SECOM, dijo que regresaría con una brigada días después para demoler el edificio y terminar con el peligro. Sin embargo, todo quedó en palabras, sostiene.

“Me dijeron que la grúa venía a hacer la empalizada para proteger mi techo… y no ha venido para nada. (…) Con la altura que tiene el edificio, si se desploma sobre eso (el apuntalamiento), daño tiene que hacer, o matarnos. No podemos dormir arriba (en los cuartos) porque estamos con miedo que nos caiga arriba y nos aplaste”, apuntó la entrevistada.

Asimismo, Liborio Lima refirió que acudió al Gobierno municipal, donde la “pelotearon”, aseguró.

Por su parte, SECOM le informó que debía esperar porque la empresa no tenía combustible para el funcionamiento de la grúa encargada de la demolición.

“De momento estamos durmiendo aquí abajo (sala de la casa) en los sillones a ver en que para esto”, lamentó. “Está en juego la vida de tres personas y la de los que pasan por la calle porque ahí juegan niños, que a veces tenemos que estar llamándole la atención para que se quiten de ahí”, contó.

Liborio Lima aprovechó la entrevista con CubaNet para enviar un mensaje al Gobierno cubano e intentar evitar que situaciones de este tipo sigan teniendo lugar. En ese sentido, pidió a las autoridades que empiecen a valorar más las vidas humanas.

“Tengan más preocupación por el pueblo que tanto defienden ―que dicen que defienden―. Les pido que se ocupen más de estos casos, que no pase como con las tres niñas que, a tres cuadras de aquí, un balcón que se estaba cayendo las mató”, lamentó.

“Estoy al borde de la locura con toda esta situación, con la presión alta por toda esta situación de pánico que tengo”, también se quejó.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Enrique Díaz y Vladimir Turró

Periodistas independientes cubanos. Residen en La Habana

[fbcomments]